Amortización de préstamos: ¿en qué consiste?

Amortización de préstamos: ¿en qué consiste?

¿No sabes que es la amortización de préstamos? Te contamos en qué consiste a continuación.

La amortización de préstamos es el proceso financiero a través del que se extingue, gradualmente, una deuda por medio de pagos periódicos. Estos pueden ser iguales o diferentes. En la amortización de préstamos la cuenta es la cantidad que debemos abonar en la periodicidad pactada. Puede ser mensual, trimestral, semestral, etc. El importe a pagar dependerá de la cantidad que se ha pedido en el préstamo, el tipo de interés y el plazo pactado. Los pagos pueden ser de igual o diferente cuantía.

La cantidad que se paga en todos y cada plazo incluye la parte del dinero prestado que se devuelve o bien amortiza, además de los intereses pertinentes.

Hay un elevado número de formas de amortización de préstamos. Principalmente debido a que deudores y acreedores pueden pactar libremente las condiciones. Desde Crédito Granada ofrecemos numerosas maneras de amortización de préstamos en Granada.

Amortizaciones posibles:

– Un pago único al final
– Pago de intereses periódicamente y pago del capital al final
– Pago de capital en cuotas iguales e intereses sobre saldos
– Serie uniforme de pagos
– Pagos con períodos dispares
– Pagos con cuotas excepcionales
– Pagos en moneda extranjera
– Otros tipos a pactar entre prestamista y prestatario

Formas de amortización de préstamos

1). De cuota constante o bien procedimiento francés: es la manera más usual de amortización de préstamos y consiste en abonar siempre exactamente la misma cuota, aunque cambian los intereses y el capital amortizado. Los intereses de las cuotas se calculan sobre el importe pendiente de amortizar, esto es, cuanto menos capital a deber menos intereses a abonar.
2). De cuota creciente: la cuota va incrementando con el paso del tiempo. Tiene la ventaja de que se paga menos al comienzo mas, como resulta lógico, la carga aumenta en el futuro.
3). De cuota decreciente o método alemán: la amortización de capital es fija, por ende los intereses y la cuota total serán decrecientes. Se caracteriza porque el interés se paga de forma anticipada en cada anualidad. Esto es, se amortiza siempre exactamente la misma cantidad de capital de forma que los intereses se marchan reduciendo progresivamente y el total a abonar va descendiendo.

En Crédito Granada, conscientes de la necesidad de amortización de préstamos ofrecemos distintas posibilidades de hacerlo a través de nuestro servicio de préstamos en Granada.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada