¿Cómo hacer un año sabático silencioso?

¿Alguna vez ha sentido que necesita un período para descansar, poner en práctica sus ideas e invertir en el autoconocimiento para redescubrir sus prioridades? Si es así, lo ayudaremos a prepararse para vivir este período con calma y tranquilidad.

Es bastante común que, en algún momento de nuestras vidas, pasamos por una fase en la que la necesidad de alejarnos de las actividades profesionales y la rutina agotadora de la vida diaria se vuelve mayor. Cuando nos damos cuenta de este sentimiento, a menudo se convierte en una preocupación adicional en la larga lista de problemas de la vida.

Esto se debe a que esta necesidad de “tomarse un descanso” implica altos costos para materializarse. A menudo, tenemos problemas financieros y personales que son los principales impedimentos en el momento de esta realización. Es por eso que preparamos este artículo, para ayudarlo a planificar financieramente para que pueda realizar ese sueño. ¿Vamos allá?

¿Qué es un año sabático?

Para los judíos, el sábado es un período sagrado de descanso, donde las actividades profesionales deben dejarse de lado momentáneamente para que se puedan realizar otras nuevas. El período sabático se caracteriza por el tiempo de descanso entre la ejecución de una actividad y otra, y muchas personas optan por dedicar un tiempo de sus vidas a descansar.

Con la creciente demanda de tiempo en nuestras rutinas, constantemente enfrentamos desafíos cuando tratamos de alcanzar ciertas metas personales que pueden escapar de las actividades profesionales y académicas. Es en este sentido que siempre terminamos posponiendo ese viaje soñado, nuevos aprendizajes artísticos y también nuevos pasatiempos.

Lo que suele pasar es que nos agotamos. Incluso con vacaciones, descansos, vacaciones y vacaciones colectivas, esta vez no es suficiente para que descansemos. Muchas personas tienen rutinas de trabajo de más de 8 horas al día y pasan hasta 14 horas fuera de casa. Todavía hay quienes realizan alguna actividad física o académica después del trabajo, regresando a casa solo por la noche para dormir.

Este tipo de vida lleva a muchas personas a abandonar esta rutina agotadora por un período para que puedan disfrutar mejor de la vida, dedicarse a nuevos descubrimientos o invertir más en su propia atención médica. Tanto el cuerpo como la mente requieren cuidado y aquí es donde entra en juego lo que se hizo famoso como el “año sabático”, que incluye este período de retiro de las actividades rutinarias y diarias para un descanso productivo.

¿Cuándo tomar un año sabático?

Hay algunos síntomas que indican que es hora de comenzar a pensar en esta posibilidad. El primer síntoma es el estrés, que, a pesar de ser una condición psicológica, muestra signos físicos. En sus primeras etapas, el estrés puede presentar algunos síntomas como:

  • Trastornos del sueño
  • Dolor en el cuerpo y músculos tensos.
  • Estado de ánimo alterado
  • Baja libido
  • Falta de concentración y baja productividad.

El estrés es una reacción de su cuerpo en situaciones que requieren un alto compromiso emocional. Puede ser una acumulación de esas situaciones que resultan en una explosión. En sus etapas más avanzadas, el estrés puede causar enfermedades más graves y desarrollar ansiedad, problemas respiratorios e incluso cardíacos, y las mujeres se vuelven más susceptibles a los problemas ginecológicos.

Puede desarrollar estas acumulaciones por varias razones, que involucran tanto su vida personal como profesional. Si su trabajo ha reducido su deseo de trabajar, lo ha decepcionado o lo ha cansado demasiado, tal vez sea hora de reconsiderar su carrera. Muchas compañías tienen equipos de recursos humanos altamente capacitados para tratar los problemas emocionales de sus empleados, y recuerden que es su derecho poder retirarse para citas médicas, psiquiátricas y psicológicas.

Pero también hay personas que no experimentan un problema de estrés causado por el trabajo, que puede ser causado por la indecisión, la necesidad de redescubrirse para decidir qué hacer, qué les gusta, etc. Estas personas tienden a enfrentar un juicio fuerte, ya sea social o familiar, pero también necesitan un período dedicado al autoconocimiento.

Independientemente de la razón que lo llevó a identificar esta necesidad, sepa que necesitará una buena preparación para llevar a cabo este proyecto, ya que, en teoría, no tendrá ingresos durante el período y debe controlar estrictamente todos los tipos de gastos que se escapan. Este objetivo.

¿Cómo prepararse financieramente para el año sabático?

Lo primero que debe tener en cuenta es una proyección de cuánto tiempo cree que se necesitará para poder poner las cosas en su lugar. Es un poco difícil saber de antemano cuánto tiempo llevará, pero si desea que las cosas se salgan de control, es importante tener al menos una corazonada. Esto variará según las necesidades de cada uno.

Con el período definido, comenzamos a enumerar todo lo que pretendemos hacer o lo que nos gusta, para comprender qué generará costos y qué no. Recuerde que, a pesar de ser una tarea que apunta a su bienestar emocional, es extremadamente importante que todo esté en la punta del lápiz para que ningún problema termine con todo.

Después de este paso, debe hacer un plan financiero para su vida. Debe conocer cuáles son sus gastos fijos para saber cuál es el mínimo necesario para continuar pagando sus facturas sin ningún problema, ya que, a pesar del período sabático, la vida no se detiene. No olvide que es en este punto que ya debe tener una reserva financiera, y si no, debe comenzar con urgencia. Sin dinero, puede que no sea posible mantener el período sabático durante el tiempo que sea necesario.

Las facturas llegarán todos los meses, independientemente de cuál sea su plan, por lo que es cuando debemos ser cautelosos y revisar todas las deudas que tenemos. Si planea viajar durante un período prolongado, es posible que desee considerar cancelar la televisión por cable o Internet, por ejemplo, ya que es probable que nadie lo use.

Muchas personas optan por hacer un viaje, ya sea internacional o no, durante el período sabático, y para eso, se necesita mucha preparación para viajes a largo plazo o internacionales. Si quieres saber con más detalle cómo prepararte para hacer un gran viaje, no te pierdas nuestro artículo especial.

Es crucial que en esta etapa del proceso, te permitas explorar todo lo que te gusta hacer sin ningún juicio. Te gusta el futbol ¿Te gustan los juegos electrónicos? ¿Te gustan los festivales de música? Pon todo en la lista. Ten en cuenta que el objetivo de este proceso es hacerte feliz, así que nada mejor que comenzar enumerando todo lo que te da placer.

Para viajar, necesitará un pasaporte, visas y boletos, además de contabilizar los gastos de alojamiento, comida, viajes a museos y parques, por ejemplo. Toda esta planificación puede ser bastante extensa, ya que depende de cuánto tiempo estará alejado de la rutina. Algunas personas aprovechan el período sabático para vivir en el estilo de “deja que la vida me lleve”, pero una buena planificación te hará sentir menos ansioso.

Todo lo que necesitas para tomar un año sabático

Hagamos una lista de verificación rápida de todo lo que será necesario para que su tiempo sea saludable y financieramente estable:

  1. Responda la pregunta sinceramente: ¿cuál es su objetivo con este período? ¿Reunirse espiritualmente? ¿Redescubrir tus habilidades y gustos profesionales? Conócete mejor? ¿Sumérgete en nuevas culturas?
  2. Haga una lista de todos sus gastos fijos, como alquiler, facturas de agua, electricidad, internet, tarifas de condominio, tarifas universitarias y otras cuotas.
  3. ¿Qué te gustaría hacer? ¿Un largo viaje, asistiendo a un importante festival de música en otro país, renovando su hogar? Aprender una nueva actividad?
  4. Para lograr este objetivo, ¿qué necesita seguir y qué está listo? Los documentos requeridos para viajar o comprar materiales de renovación por adelantado son ejemplos de esto.
  5. ¿Cuánto tiempo llevará? ¿Cuánto tiempo piensa disfrutar de su año sabático y qué tamaño de reserva financiera debe hacer?
  6. ¿Qué tan pronto puede poner en marcha el plan? Considere el tiempo para ahorrar dinero y planifique todas las actividades que desea hacer.

Al seguir esta lista, estará más seguro y con una planificación estructurada para que el período sea posible y rentable. Por supuesto, habrá momentos en que será necesaria la improvisación, pero si podemos minimizar las posibilidades de que las cosas salgan mal, estaremos más seguros para tomar las mejores decisiones siempre.

Recuerde: si está agotado física y psicológicamente, buscar un profesional. Es extremadamente importante que se mantenga saludable para que cualquier cosa en su vida fluya correctamente. ¡Tu salud importa!

No olvides decirnos qué te trajo aquí y cómo Crédito Granada puede ayudarte a alcanzar tus objetivos. ¡Hasta luego!

Leave a Reply